La danza clásica y el fitness se unen

Una de las últimas tendencias deportivas, en gran auge en Estados Unidos y el Reino Unido, ha llegado hace unos meses con fuerza a España. Se trata del ballet fit, una disciplina que integra técnicas de danza clásica con el fitness, brindando resultados espectaculares a sus practicantes.

Este nuevo entrenamiento fue creado por Mary Helen Bowers, ex-bailarina del Ballet de la Ciudad de Nueva York. Además de fundar el studio Ballet Beautiful, de donde surge esta disciplina, ha entrenado a celebridades como Natalie Portman (para la cinta El Cisne Negro), Taylor Swift, modelos de Victoria’s Secret y muchas más.

Esta práctica puede ser todo menos monótona, ya que la fusión entre ballet y fitness resulta en ejercicios que no verás en ninguna otra disciplina, y que a su vez requieren de mucha concentración y disciplina para ejecutarse, ya sea por tu cuenta o en grupo. Algunos de estos ejercicios forman parte de cualquier rutina de fitness normal, pero al unirlos todos y mezclarlos con los que se practican en el ballet hacen que esta actividad sea más efectiva y entretenida. Entre ellos encontrarás los famosos isométricos, algunos típicos de cardio y otros más que se practican en el suelo, fortaleciendo así la musculatura sin necesidad de levantar peso. Podrás ver resultados a partir de los 3 meses de práctica.

¿Cómo es una clase de ballet fit?
Las sesiones tienen una duración de 55-60 minutos, en las que se trabaja la flexibilidad y se mejora el rendimiento muscular, por lo que resulta un muy buen complemento para la práctica de otras actividades deportivas como running, crossfit y triatlón. Según su principal impulsora en España, la bailarina Gloria Morales, ¡incluso futbolistas profesionales lo practican!

De forma general, las rutinas se desglosan así:

  • Ballet Barre (20 minutos): ejercicios de barra tradicionales, para activar el cuerpo, trabajar la flexibilidad, el equilibrio y la tonificación muscular.
  • Cardio Ballet (15 minutos): bloque de entrenamiento de cardio con coreografías sencillas. Se mejora la resistencia, la capacidad pulmonar y cardiovascular, así como la quema de calorías y liberación de toxinas y grasas acumuladas. En esta sección del entrenamiento se realizan los movimientos más “artísticos” del ballet.
  • Floor Ballet (25 minutos): ejercicios inspirados en los estiramientos de ballet, pilates y yoga, realizados sobre una esterilla. Se desarrolla la musculatura interna de puntos como Core, glúteos y brazos, utilizando técnicas de respiración.
  • Finalmente, se realizan unos últimos ejercicios de flexibilidad y relajación.

Beneficios en cada sesión

  • Mejora la elasticidad, la flexibilidad y el equilibrio
  • Tonifica tu cuerpo y trabaja la musculatura, ¡tendrás cuerpo de bailarín(a)!
  • Se refuerza el core y se corrige la postura corporal -se combate la rigidez muscular y se trabaja el abdomen de forma especial
  • Oxigena tus músculos y reduce la carga muscular
  • Se previenen las lesiones gracias al trabajo en postura y flexibilidad
  • Perfecciona tu concentración y capacidad de atención

Nunca he hecho ballet, ¿puedo intentarlo?
El ballet fit es adecuado para todo tipo de público, ya que existen diferentes niveles, por lo que pueden practicarlos niños, adultos e incluso mujeres embarazadas. La corrección de postura ayuda también al tratamiento de ciertas lesiones en la columna, pero es importante mencionarle al instructor cualquier dolencia que tengamos. Además, es un entrenamiento muy adecuado para crossfiteros, triatletas y runners, pues permite trabajar la flexibilidad y mejorar el rendimiento muscular.

No tendrás que llevar tutú
Para iniciarte en el ballet fit no necesitas ninguna vestimenta específica. Sólo se recomienda utilizar ropa cómoda ajustada al cuerpo, para poder tener correcciones de postura precisas por parte del monitor. Tampoco necesitas algún tipo de calzado especial: puede practicarse descalzo, con calcetines de algodón o, si las tienes, zapatillas de ballet de media punta (deben ser de tela).

En resumen: a través del ballet fit se busca tener una actividad inclusiva (lo puede practicar cualquiera, aunque no se tenga experiencia en el ballet), grupal, sencilla (no se requiere ninguna ropa o calzado deportivo en especial) y divertida (¡podrás escuchar a Mozart o a Bruno Mars! -en las secciones más intensas). Los beneficios a la salud son muchos. Además de los antes expuestos (tonificación muscular, flexibilidad, quema de grasa, etc), el ballet fit ayuda también a corregir la postura y a disminuir dolencias musculares.

Actualmente, el ballet fit se practica en cerca de 40 gimnasios especializados en España. Sin embargo, por su versatilidad y sencillez es completamente posible desarrollarlo al aire libre. ¿Qué esperas para intentarlo?

La danza clásica y el fitness se unen